El riesgo de los acortadores de URL para el usuario

Los acortadores de URL son un servicio muy extendido en internet, que nos permite reducir la longitud de una URL (dirección web) para compartirla a los usuarios.

Por ejemplo, podemos convertir la siguiente URL:

«https://vocemdat.com/por-que-es-importante-proteger-los-datos-hoy-dia/«

Y acortarla con servicios como TinyURL a una dirección de este tamaño:

«https://tinyurl.com/yypd4dl3«

Ambos enlaces, pese a tener una apariencia tan diferente, llevan al mismo destino.

¿En qué afecta acortar enlaces al usuario?

El principal problema es que con los enlaces acortados en los diferentes servicios que existen, es imposible reconocer el destino al que lleva esa URL, pudiendo afectar a la seguridad y privacidad del usuario.

Además, el uso de estos enlaces implica que no se accede directamente a la página de destino, sino que se realizan saltos a una o varias páginas web (o servidores) que pueden registrar los datos de cookie del usuario sin que este tenga conocimiento y mucho menos sin que pueda ejecutar adecuadamente su derecho a la privacidad.

Blog - Acortadores de URL 2
Fuente: AEPD.es – Acceso a una web sin/con acortador de URLs

¿Qué más riesgos podemos encontrar en el uso de estos acortadores?

  • Es imposible conocer la cantidad de saltos que se realizarán hasta llegar a la web de destino desde la URL acortada, por lo que nuestros datos pueden verse gravemente comprometidos: Localización geográfica, IP, datos de la conexión…
  • La URL final podría ser una falsificación de la original (phising).

Cómo protegerse

  • Desconfiar de las URL acortadas. Utilizar solo URL acortadas de sitios de confianza.
  • Se puede realizar una comprobación del enlace en serivicios web gratuitos como virustotal.com, que analiza el contenido y destino de la URL con diversos antivirus y nos notifica si hay alguna amenaza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.